Crédito y Caución, líder en seguros de crédito interior y a la exportación en España, te ayuda a encontrar nuevos mercados y clientes solventes. Oficina en Elda, con más de 35 años de experiencia en Valencia, Castellón, Alicante, Murcia y la Rioja.

La economía checa es una de las más vulnerables de la Unión Europea a la espera de las disputas comerciales con Estados Unidos o una desaceleración repentina de la zona euro.

A pesar de crecer un 4,5% en 2017, Crédito y Caución prevé que el crecimiento del PIB checo se ralentice en 2018 y 2019 hasta tasas en el entorno del 3%. Este decrecimiento se debe al enfriamiento de la zona euro y la demanda interna. En los últimos años el crecimiento del consumo privado en la República Checa, se ha visto favorecido por el crecimiento de los salarios, la disminución del desempleo y las condiciones crediticias favorables. Además, el crecimiento de las exportaciones se ha visto respaldado por la gran mejora de la competitividad internacional del país.

descarga-informe-pdf

 

 

 

 

En 2017, en un contexto de inflación en auge y en un robusto crecimiento económico, el banco central abandonó el techo del tipo de cambio de la corona frente al euro. El límite se introdujo en 2013, con el fin de mejorar la competitividad del país, impulsar las exportaciones y contener las presiones defacción. El aumento de los salarios y los precios de la vivienda, provocaron un aumento de la inflación, que condujo a aumentos graduales en los tipos de referencia, que en un año, paso de un 0,25% al 1,25% actual.

Las finanzas públicas son sólidas debido al crecimiento de los ingresos. La deuda pública actual representa solo un 32% del PIB y se espera que disminuya aún más. La República Checa no debería tener problemas para cumplir los criterios de adopción del euro. Sin embargo, en la política checa, hay una gran incertidumbre por la entrada en la eurozona, por lo que es poco probable que se produzca en los próximos años.

Pese a las buenas previsiones generales para la República Checa, Crédito y Caución señala algunos riesgos a la baja. Sus exportaciones representan más del 75% del PIB, uno de los ratios más altos de la Unión Europea y la fuerte inversión extranjera provoca que la economía checa esté muy integrada en las cadenas de valor internacionales. Esto hace que el país sea vulnerable a los cambios y a las pérdidas del comercio exterior. Los principales riesgos son; la rápida apreciación del tipo de cambio, que perjudicaría su competitividad internacional, las fuertes caídas en la demanda externa como consecuencia de la incertidumbre que gira en torno al Brexit, así cómo la escalada de disputas comerciales internacionales o la desaceleración repentina en la zona euro.

Abrir chat
WhatsApp de Francés y García
Hola! 👋
¿Cómo podemos ayudarte? 🙂