Bienes de consumo duradero: adaptarse para sobrevivir
ecomerce_2016_2017

03

Abr

0

Comments

La transformación del sector de bienes de consumo duradero puede afectar a cualquier operador, con independencia de su tamaño o el éxito de sus estrategias comerciales en el pasado.

En la mayoría de los mercados del mundo, el sector de bienes de consumo duradero registró en 2016 un aumento en las cifras de ventas  un fenómeno que se repetirá en 2017.  A pesar de este crecimiento, según el último informe difundido por Crédito y Caución, se trata de un sector en constante trasformación global, que afronta enormes tensiones internas. Según el estudio de la aseguradora de crédito líder en España, los minoristas luchan contra los estrechos margenes una competencia feroz por la lucha de precios en  la batalla de los comercios on-line. Las claves del Éxito y la resistencia del negocio minorista viene por la capacidad de adoptar nuevas estrategias y elementos o servicios adicionales que aporten valor o despierten el interés en el cliente, lo que supone voluntad de cambio e inversiones financieras.  La volatilidad del entorno cambiante puede afectar a  los operadores del sector, con independencia de cual es su tamaño, o de la estabilidad que tengan en su mercado o de lo exitosas que fueran sus estrategias comerciales en el pasado.

Ralentización en España

En España, los márgenes del sector y el entorno de insolvencia se mantuvieron estables en 2016. El periodo de los plazos de pago oscilan entre 60 y 90 días, aunque pueden extenderse hasta los 120 en algunos casos. Las ventas de bienes de consumo duradero han tenido un impulso a consecuencia de un aumento del PIB, del consumo privado, la confianza de los consumidores, la baja inflación y una mayor disponibilidad de crédito al consumo. No obstante, hay motivos para la prudencia debido a la ralentización del crecimiento de las ventas iniciada en el segundo semestre de 2016 y por la alta dependencia sectorial del crédito al consumo.

La venta on line en China crece al 35%

En China, el ritmo de crecimiento de las ventas de bienes de consumo duradero se aceleró a partir del segundo semestre de 2016, una tendencia que probablemente se mantendrá en 2017. El pasado noviembre, la Administración china anunció políticas de apoyo para mejorar el entorno empresarial de los minoristas. Una de las principales medidas es la mejora de acceso de préstamos bancarios para minoristas.

En breve China se convertirá en el mayor mercado de comercio electrónico del mundo.  En 2016, las compras on line de electródomesticos ascendieron a más de 25.000 millones de euros, lo que supuso un incremento del 35%. Otro elemento que favorece este crecimiento es el cobro de los pagos, que para esta industria se establece en unos 60 días y las insolvencias son bajas.

Previsiones inciertas en Francia

En Francia, las ventas de este sector aumentaron en 2016 a la vez que el mercado inmobiliario tuvo despunte al alza. Sin embargo este crecimiento desaceleró en el segundo semestre. La electrónica de consumo creció un 2 % en 2016, tras cinco años de declive, la subida fue impulsada por la venta de televisores. Se trata de un sector con un entorno de mercado muy competitivo, con una gran presión y competencia sobre los precios de venta, lo que explica la baja rentabilidad del sector. Las previsiones para este año son inciertas, ya que el pais está a travesando por una gran desconfianza e incentidunbre institucional y esto se refleja en el comportamiento de las ventas. En los últimos dos años se ha producido una concentración sectorial, alianzas o ampliación de franquicias, con el fin de obtener más presencia geográfica. Los pagos en la industria tienen una media de 45 días y no se espera que aumenten en 2017. La competencia continuará siendo feroz, y se espera que las insolvencias se estabilicen a lo largo de 2017.

Año difícil en Gran Bretaña

En 2016, el sector minorista británico continuo su auge gracias al aumento del consumo privado, motor del crecimiento económico del Reino Unido. Las ventas on line representan el 15% del mercado, llegando a crecer por encima del 20%. Para el 2017 se espera que sea un año difícil para los bienes de consumo duraderos por varios motivos; por lasituación de libra, la presión de los precios y la incertidumbre política que rodea al Reino Unido, frente al Brexit. La relación con la Unión Europea está pesando sobre el gasto en inversión, lo que hará que las empresas retrasen contratación y aumento de los salarios y se desacelere el crecimiento de las ventas al por menor. Eb Reino Unido la demora de los pagos en la industria son de 60 días y se espera que las insolvencias aumenten ligeramente con la creciente incertidumbre económica a lo largo del año.

Entorno cambiante en Estados Unidos

En Estados Unidos, el sector minorista supone dos tercios del PIB y emplea a casi 16 millones de personas, las ventas on line crecieron un 14% en 2016, el mayor crecimiento en cinco años. Por lo que se augura un alza en las ventas de productos de consumo duradero a lo largo de 2017, debido al sólido consumo privado impulsado por el mercado de la vivienda, el crecimiento del empleo y los salarios. Por lo que los minoristas estadounidense de bienes duraderos se seguirán enfrentando a un entorno muy competitivo con nuevas presiones debido a las cambiantes preferencias de los clientes y el dinamismo del crecimiento del canal on line.

 

 

NO COMMENTS

DARE TO LEAVE A REPLY?